Adicción

La adicción es aquella esclavitud que surge en el momento en que históricamente nos convencemos de que somos libres. El adicto al entregarse al objeto,  o al  sujeto, o a la actividad de su adicción, realiza compulsiva e inconscientemente un ritual de sacrificio, el único posible en la era de la ausencia de Dios. El adicto experimenta, mientras dura el subidón, aquel olvido de sí que posibilita la victoria sobre los límites asfixiantes de la existencia cotidiana. La necesidad ruge y se impone imbatible, el alma presta a la rendición ansia la hipnotizante seducción del no ser, del no-pensar, la conciencia navega en un viaje embriagador cuyo norte es el dejar de sufrir y cuyo destino solo se vislumbra en un más allá, más adelante, nunca más. Para el adicto el dilema no es entre el ser y no ser aunque así lo parezca, el dilema consiste en la abismal separación entre la verdad de si mismo y la ilusión con la que se intenta cubrir y olvidar, el vacío de la existencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s